Raval y Boquería

Una buena mañana pude comprobar como el tiempo pasa rápido, pude comprobar que la vida de una persona está unida de la mano a las señales que te marca el destino.

Pude mirar dentro de mí, me senté en un lugar tranquilo, hice una pausa y reflexioné sobre el caos que tenía.

Todos somos iguales ante el paso del tiempo, da igual la raza, la religión, los ideales políticos, da igual que tengas claro hacia donde quieres llegar o que por el contrario des vueltas en círculos.

Lo material está sobre valorado, ya que con el paso del tiempo se volverá viejo y nadie lo querrá, dedica a otra cosa las energías que empleas para obtener lo material y verás como todo se te ilumina.

Lo mas importante que tenemos son las personas que nos rodean, y si las cuidamos, si las respetamos y si sabemos convivir con ellas nos llevarán de la mano a vernos reflejados en una sociedad muy diferente a la actual y que es la que todos deseamos.

Rabal, Boquería y Barcelona, gracias por vuestras lecciones de vida.

Espero volver a veros pronto y me sigáis dando lecciones de vida.

 

El Raval, Fotografia urbana

 

 

 

 

 

 

 

Si te ha gustado deja un comentario